Blogia
Cuadernos de Lavapiés

Inocentada tardía

En reciente conferencia de prensa, el delfín ha tenido que pronunciar por primera vez en su vida el nombre de algunos países del mundo en el que la mayoría habitamos. Su comparecencia, motivada por el reciente maremoto en Asia, ha sido para asegurar que se tomarán las medidas necesarias para ayudar a los supervivientes.

Por suerte, el arbusto-zarza incombustible que nos manda no se ha liado la bandera a la cabeza, para condenar el "terrorismo Tsunami" ni prometer que "las placas tectónicas pagarán por su crimen, las sacaremos de sus escondrijos y responderán de sus actos ante el mundo libre".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres