Blogia
Cuadernos de Lavapiés

La tregua de ETA, claro -¿qué esperábais?

Querido amigo,

Como sabrás, la reciente noticia de la tregua ofrecida por los terroristas de ETA al gobierno de ZP ha suscitado una euforia general en gran parte del país, euforia que parece puede desembocar en el final del conflicto armado que ha venido azotando España desde hace ya demasiadas décadas. Nada más lejos de nuestra intención que cuestionar la necesidad de dicho final, ni de intentar prolongar una situación que todos consideramos terrible y dañina para el bien común. Pero sí que estamos preocupados ante la posibilidad de que el actual ejecutivo nacional termine por firmar una paz a toda costa, en la que quedarían impunes los delitos cometidos por los terroristas.

Creemos en la Paz, con mayúsculas, pero consideramos imposible que ésta nazca de la injusticia, del olvido y de la impunidad para con aquéllos que han apoyado, fomentado y/o permitido la violencia.

Es por ello que deseo invitarte, mediante la presente, a que participes en la manifestación de rechazo convocada para dentro de poco por ya tú sabes quién, y a que unas tu voz a las de cuantos queremos para nuestro país un futuro en paz, a través de un presente en justicia.

Aprovecho la ocasión para saludaros a ti y tu familia.

 

Sin otro particular, se despide atentamente,

 

Uno de los detodalavida

 

 

Queridísimo amigo,

Estoy completamente de acuerdo con cuanto expresas en tu mensaje. No podemos permitir que, en nombre de una supuesta paz, que más llamaría capitulación, se pisotee la memoria de todos los que murieron a manos de esos asesinos.

Es por ello que lamento tener que comunicarte que no podré asistir a la manifestación, por razones familiares, ya que estaré visitando por esas fechas a mi abuelo, el General Todosfirmes, quien cumple, como tú sabes, los noventaytantos en su dorado retiro de Puerto Banús.

Aunque ya sabes que a veces se pone pesado enseñando sus medallas al mérito militar, contando sus batallitas de cuando la Guerra, o rememorado sus cacerías con El Caudillo, siempre es un placer compartir con él esos momentos tan entrañables. Y no hablemos de que me interesa tenerle contento, con tanto primito moscón queriendo hacerle carantoñas a la herencia del ilustre abuelo…

Espero que sepas disculpar mi ausencia, aunque te aseguro que, si bien mi cuerpo mortal estará tomando el sol a orillas del Mediterráneo (un trozo de orilla que papá recalificó en el 74, cuando era alcalde, y que luego compró el abuelo con esa sagacidad que ya le distinguiera en el 36), mi espíritu estará con todos vosotros, gritando consignas en pro de la justicia.

 

Deseando lo mejor para ti y los tuyos, se despide afectuosamente,

 

Otro que Tambienbaila

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres